Audífonos para sordos

En esta tienda online encontrará varios modelos de audífonos de calidad y aparatos para sordos. Servimos a todo el mundo con gastos de envío gratis.

mini audifono
Mini audifono
.- 49,90 € De un tamaño mínimo. Casi no se nota al llevarlo puesto.

audifono f138
Audífono F138
.- 39,90 € Es el sonotone de toda la vida, digital. Para la sordera moderada y fuerte.

Audífono v163
Audífono v163
.- 24,90 € Digital, muy apreciado por la gente que usa un audífono por primera vez.

Audífono F136
Audífono F136
.- 59,90 € Audífono algo más pequeño de lo normal, con la misma tecnología que el F138.

Audífono F883
Audífono x818 (F883)
.- 37,90 € Audífono de botón, muy potente para su tamaño.

Audífono portatil
Audífono portátil
.- 39,90 € Modelo F16-p. Audífono de mano para llevar en un bolso.

Tipos de audífono

Básicamente hay 4 tipos de audífonos. Los que se adaptan a la oreja, que son los de toda la vida. Los de botón, más pequeños, hechos a medida del paciente, que son muy efectivos y sobre todo los que menos molestan estéticamente. Por último están los de tipo implante para gente que tiene algún daño en la conexión entre el oído y el cerebro. Los audífonos portátiles suelen ser más potentes, con una electrónica superior que es capaz de amplificar mucho el sonido, y aunque tienen el inconveniente de ser externos suelen ser la solución para sorderas muy graves. Todos los modelos se hacen de plástico, con los componentes electrónicos dentro.

La sordera

Muchas veces ocurre como con la vista, si se deja de oir un poco no se acude al especialista, y puede derivar en un problema más grave y en una perdida de audición mayor en el futuro. Si no queda más remedio hay que acudir al audífono. Habría que ver el audífono como el uso de una gafa, que muchas veces es inevitable. Nadie quiere llevar uno, pero es normal tener que usar un audífono en las edades avanzadas. La sordera aisla a la persona y sin querer la persona que oye mal se siente discriminada del resto de personas. Hay que animar al paciente para que pruebe uno, es como cuando un niño tiene que usar gafas y se le anima diciendole que le hacen más guapo. El audífono es sin duda mejor que el aislamiento.
Siempre debe acudir a un especialista porque cada caso hay que examinarlo detenidamente, pero si la sordera es física, por causa de un mal funcionamiento de alguna de las partes del oído, no queda más remedio que solucionar el problema por medio de un aparato auditivo.
La sordera se empieza a notar cuando la persona no entiende bien lo que se le dice o hay que levantar la voz. Muchas veces el enfermo oye más o menos bien pero se aprecia la pérdida de audición si se le habla cuando hay algún otro sonido cerca, por ejemplo la televisión o la radio, o en un grupo de gente. Suelen oir ruídos del ambiente que impiden la comprensión de las palabras correctamente.

Recuperar la audición es fundamental para una vida sana y para hacer muchas tareas cotidianas que con la sordera quedan impedidas. Cosas tan básicas como atender a un niño, el teléfono, o simplemente disfrutar del ocio viendo la televisión. Un audífono no es más que una ayuda, igual que una gafa.

¿Qué audífono debo comprar?

Según la necesidad. No es lo mismo necesitar una ayuda constante que perder algo de audición en un sólo oído. Los audífonos de tipo mini son los que más gustan, porque apenas se aprecian, y aunque se vean algo, no resultan feos estéticamente, aunque son más caros porque la electrónica es más pequeña. Los tradicionales son los más vendidos por el precio, y los portátiles son apropiados para gente con poca movilidad y para sorderas graves.

Audífonos
Los más utilizados son los adaptados a la oreja ya que son muy eficientes y mucho más baratos que los de tipo botón pequeño, aunque estos últimos son también muy buenos, pero caros.